Ciudad de Hanover

Asociación climática municipal entre la ciudad de Hanover y Belén de los Andaquies

Hannover es un miembro fundador de la Alianza del Clima de las Ciudades Europeas con los Pueblos Indígenas de la selva tropical para proteger la atmósfera de la Tierra y comenzó en el 2012 con una asociación climática con el municipio colombiano de Belén de los Andaquies. Así, la ciudad se ha comprometido a apoyar a los pueblos indígenas en la preservación de las selvas tropicales a través del cultivo y el manejo sostenible – además del compromiso local para la protección del clima. Asimismo, Hannover ha firmado una resolución del Consejo de la Agenda 21 y 2009 declaró su participación en la Declaración de la Asociación Alemana de Ciudades de Objetivos de Desarrollo del Milenio.


Juntos por la Protección del Clima

Familias de pequeños agricultores contribuyen a través del cultivo de cacao sostenible en sistemas agroforestales a la preservación de la selva tropical, a la biodiversidad y por lo tanto a la protección del clima. Tras las conversaciones con los pequeños agricultores, pueblos indígenas, el alcalde, una escuela media y otras instalaciones se decidió reunirse en conjunto como parte de una asociación a largo plazo sobre el cambio climático y sus efectos.

Otra cooperación muy constructiva resultó así cuando el municipio de Solano también de la provincia de Caquetá fundó una asociación climática con el Condado de Rhein-Kreis Neuss. En estrecha cooperación se llevan a cabo en los cuatro municipios medidas sobre el tema de modelos sostenibles de agricultura orgánica y seminarios informativos y educativos.

Cacao sostenible de Colombia

En la Conferencia Internacional de la Alianza del Clima del 2010 en Hannover Silvia Hesse se encontró con el experto en preservación medioambiental y conocedor en temas colombianos, Klaus Hecht y pudo ganarlo como aliado para esta idea. En el 2011 viajaron los dos por iniciativa propia a la región amazónica de Colombia, donde pudieron ganar como socio al alcalde de Belén de los Andaquies, Jaime Zuluaga Uriel Mejía. Este saludó la idea de la asociación climática y confirmó su participación. Su ciudad ya había sido galardonada con el primer „municipio verde“.

De regreso en Alemania pudieron conseguir a mas socios para el proyecto, como otros municipios, escuelas y empresas. La financiación del programa „50 asociaciones municipales climáticas hasta el 2015“ y la firma de la asociación climática municipal del 2012 por la ciudad de Hanover y Belén de los Andaquies inició nuevos progresos significativos hacia la consecución del proyecto.