Sobre el cacao

Cacao orgánico certificado y de comercio justo de Colombia

El establecimiento de una cadena de valor a nivel local en Colombia del cacao certificado de comercio justo, ha sido considerado fundamental para la asociación climática. La razón es que en Solano y en Belén de los Andaquies existen difíciles condiciones económicas que imponen la necesidad de abrir nuevas fuentes de ingresos a pequeña escala para población y los agrónomos indígenas.

El establecimiento de una cadena de valor tal no sólo mejora la situación económica de la población, sino que también contribuye a la preservación de la selva tropical y la biodiversidad. La venta exclusiva de chocolate fino en las regiones asociadas ayudará a mantener la cohesión y estabilidad de la asociación climática a largo plazo.

Marcus Temburg, líder del proyecto en el RKN, presenta orgulloso sus frutos de cacao y copoazú.

El árbol de cacao (Theobroma cacao L.) pertenece a la subfamilia de Byttnerioideae de la familia Malvaceae (malva). Es una planta de sombra y prefiere crecer en un cultivo mixto, de preferencia con plátano o grandes árboles de la selva.

Para los pequeños agricultores, que quieren preservar la selva, el cacao en el sistema agroforestal es muy adecuado. Si los árboles son regularmente „limpiados“, es decir, partes de las plantas enfermas son cortadas y retiradas, también se puede prescindir de los agentes químicos.

A menudo los pequeños agricultores cultivan frutas y verduras entre los árboles de cacao para satisfacer sus propias necesidades. Así el bosque puede conservar su biodiversidad, una mayor producción de cacao se puede lograr y los pequeños agricultores reciben un precio justo. Siempre y cuando no haya trabajo infantil o esclavo, ya que todavía se pueden encontrar este tipo de labor en plantaciones en África o América Latina.

Cacao orgánico certificado y de comercio justo

Soporte recibe Corp. Solano de la empresa BCS Öko-Garantie GmbH, Nuremberg, Alemania que fue elegida en diciembre de 2013 para el seguimiento y la supervisión del proceso de certificación del cacao en Colombia. La empresa cuenta con una oficina muy bien equipada en Colombia, cuyo director es Luis Alejandro Franco. La BCS Öko-Garantie GmbH empezó muy rápidamente proceso de certificación luego de recibir la aprobación. Gracias a la instalación de BMZ hay por primera una certificación biológica y de comercio justo en la provincia de Caquetá, y a la vez es la primera certificación orgánica y de comercio justo completada en Colombia en conformidad con los criterios internacionalmente reconocidos. Debido al enorme impulso de destrucción del que sufre la selva en Caquetá, el proyecto ofrece por lo tanto un caracter ejemplar para la conservación ambiental.